Home Discos Janice Faber – Carried Away

Janice Faber – Carried Away

0

Janice Faber - Carried Away

Carried Away
Janice Faber
2011
56.1 minutos

Después de sus dos últimos álbumes de himnos eclesiásticos, la pianista y compositora Janice Faber publica su primer CD de solos de piano con composiciones originales, un CD que surge tras años y años de pasión frente al piano. Carried Away contiene dieciséis pistas, algunas improvisadas en el momento y otras son el resultado de horas y horas sentada frente al instrumento. Faber nos presenta un disco suave, de música amable y de fácil escucha, un piano que destaca por su toque afectuoso y delicado sentimiento; una música de ambiente, tranquila y romántica.

Risueña es la pista que abre el CD, “Looking Forward”. Las manos de la pianista juegan por el teclado creando una melodía bailarina y entrañable. Con un sutil ritmo y acordes que se repiten, Janice alegra el momento con su música.




“Gift Of Joy” es la composición con la melodía más bella de todo el álbum. Su música es dulce, pero guarda pasión y un poco de emoción, todo ello encerrado en un entorno romántico. Los cambios son fantásticos, el resultado… bellísimo!. Me encanta este tema.

La elegancia y el afecto se unen en “Morning Prayer”, una pieza a medio camino entre el género clásico y el piano contemporáneo. La sencillez de su melodía es lo que ofrece a esta composición algo especial, un sentimiento profundo y sumamente poderoso.

“Imagining” es el título perfecto para esta música. Si imaginan surcar los propios sueños volando entre ellos, sin duda, esta es la música que os acompañaría. Interesante y ligeramente movida, las manos de Faber se agitan para dar vida a la incesante melodía. Me gusta!.

La pista cinco da nombre al álbum. Un tema íntimo, nada preocupado, apacible y cálido. Conmovedores arpegios en la zona baja del piano se mezclan con exquisito cuidado a las notas que nacen de la zona más alta.

“Nocturne” es la pieza a destacar de Carried Away, una obra muy clásica, de ambiente privado y de una técnica perfecta. Sencillamente bella y muy apasionada, Faber nos deja boquiabiertos con esta increíble música heredada de los grandes clásicos. Una maravilla que deja sin palabras.

“Steadfast” es una de las piezas que pasa inadvertida. La melodía repetida hasta la saciedad se crea en la parte baja del piano, mientras la mano derecha hace vaivenes de acordes y notas. Un título perfecto para esta tenaz melodía.

“Passing Through”. La mayor parte de la obra se reproduce en las notas más altas del piano, lo que le da un sentido emocionante y reflexivo. Una música que despierta bellos pensamientos. Qué poder!.

“Gracious Gift” es otra apasionada pieza de Carried Away. Llena de sentimientos, es fácil imaginar a Janice disfrutar tocando esta pieza. Cerrar los ojos y disfrutar de sus notas es fascinante.

El título lo dice todo, “Peace Be Still”. Lo más en suavidad y calma, esta composición contiene los ingredientes perfectos para arrastrar al oyente a unos momentos de paz. Silencios que acompañan a las notas y el tierno toque crean la pieza perfecta para el descanso.

Fría y seria es “Hero”, una música que permanece en las notas más bajas del piano, surgiendo fugazmente la misma melodía en la zona alta. Posiblemente, sea uno de los temas más personales que contiene el álbum.

Hermosa obra es “Tomorrow’s Hope”. Nacida en lo más profundo, a esta música se le brinda dos calificativos, entrañable y soñadora. El cuidado con el que Faber acaricia las teclas del piano, unido a la perfecta composición, hacen que este tema sea uno de los favoritos del CD.

De nuevo hace aparición la ternura, pero esta vez con un toque de gracia. “Gentle Soul” aporta luz y esperanza, y aunque su fluir no sea muy rápido, sus notas crean el mismo efecto de optimismo radiante. Me gusta!.

“Neverending” es la pieza más querida y más trabajada de Faber. Durante años, la artista ha ido dando forma a esta composición oscura e íntima. Esta es otra de las piezas, que junto a “Nocturne” rozan el estilo clásico. Bello y sombrío, este tema es otro de mis preferidos.

“Strand Of Three Chords”, curioso y directo el título para esta composición. Compuesto por sólo la unión de tres acordes, se intuye que es una de las piezas improvisadas de Carried Away, pero no por ello, deja de ser un tema precioso.
Un final extenso escrito por “Night Music”. Otra de las piezas a destacar en este último trabajo, “Night Music” dejar ver con celo la pericia de Janice al piano, mostrando algunos fragmentos rápidos entre acordes llenos de pasión. Asombrosa!.

No hay duda de que la artista Janice Faber es una maestra a la hora de componer y en este último trabajo deja evidencias de ello. Carried Away  es uno de esos álbumes que es muy recomendable escuchar con atención, siendo esta la mejor manera para disfrutarlo. Las composiciones que forman el CD son variadas e interesantes, guardando un carácter único, íntimo y apasionado.

AmazonCDBabyiTunes

reviewsnewage.com
10/08/11



ARTÍCULOS SIMILARES