Home Discos Eichstaedt – My Own Little World

Eichstaedt – My Own Little World

0

Eichstaedt - My Own Little World

My Own Little World
Eichstaedt
2012
41 minutos

Como salido de los primeros lanzamientos de Windham Hill, la guitarrista fingerstyle y multi-instrumentista Eichstaedt publica My Own Little World, un magnífico álbum donde una melódica guitarra se une a diferentes instrumentos musicales y sonidos ambientales, dando forma a una atmósfera alegre, placentera e imaginativa. Compuesto por trece pistas, My Own Little World deja la técnica a un lado y se apoya en la simplicidad de buenas melodías, algo más que perfecto y que consigue despertar el interés del oyente con cada tema.

La primera pista no puede ser mejor. Una de mis preferidas es “My Little World Part I”, donde varias guitarras se unen bajo el sonido de la naturaleza, creando una de las melodías para guitarra fingerstyle más hermosas que he escuchado en mucho tiempo. Un aperitivo de lo que puede ofrecernos este álbum.




“Clandestino”. Es increíble… ¿Es William Ackerman??. Eichstaedt ha encontrado el sonido y el tacto perfectos. Una música melancólica, donde guitarra y sintetizador se hermanan con belleza y cuidado. Una pieza que no dejará indiferente al oyente. Garantizado!.

Una de las composiciones que trae alegría al álbum es sin duda “Gypsy”. En esta ocasión, la guitarra de Eichstaedt sirve de acompañamiento con sus rápidos acordes al teclado de Jan Vacik y al sonido de una armónica. Interesante, pero rompe el carácter del álbum.

“Theme From A Secret Place” es otra maravilla. Tierna a más no poder, esta composición deja abierta las puertas al descanso y a los sueños. Con un cuidado extremo, Eichstaedt se apoya en un suave synth pad que unido a su guitarra, hacen que esta pieza sea un exquisito sedante.

Con sorpresa aparece “My First Song”. En esta ocasión la polifonía entre guitarra y flauta es brutal. Acompañados de fondo por un casi inapreciable sintetizador, la guitarra y el instrumento de viento entonan una pieza amable, llena de cariño y por supuesto, otra de las grandes que podemos encontrar en My Own Little World. Fascinante!.

“Crazy”, la pieza que rompe con todo… Aunque es agradable, esta composición es lo paradójico de lo escuchado anteriormente. La base de percusión es la culpable de que el tema sea algo pesado y mis oídos no descansen en la melodía de la guitarra.

Vuelve la maravilla con la que comenzamos… “My Own Little World Part II”. Esta vez, es un acordeón el que realiza la voz principal, eso sí, interpretando el mismo track con la que abríamos el álbum. Dios, que me gusta esta música!.

Un ritmo atrayente y amable abre “Nice And Easy”. El sonido de la percusión junto a las dobladas guitarras que van marcando el compás con sus arpegios, crean un juego de notas y acordes de lo más bello. Puro brillo!.

En el CD encontramos un nuevo estilo. Del Chill Out más amable Eichstaedt presenta “Improvisation D-Minor”. Esta pieza tiene un tempo relajante, basado en delicados golpes de percusión que marcan el compás entre varias guitarras de sonido limpio.

Un toque folk/celta con “Achill Island”. Para esta pieza, la artista deja su guitarra como acompañamiento para los vientos. Nuevamente, Eichstaedt sorprende con este variado álbum, donde cada pista supone una sorpresa para el oyente, deseoso de saber que le deparará la siguiente melodía. Me gusta!.

“Clare” es un tema que invita a cerrar los ojos y volar. La percusión es tierna, las guitarras repetitivas en sus acordes, hasta que minutos antes de su final, aparece una melodía bellísima a golpe de solo de guitarra. Al escuchar esta composición, es fácil vislumbrar un viaje entre las nubes.

Otra de mis piezas favoritas de My Own Little World es “A Folk Song”, donde de nuevo, Eichstaedt vuelve a cautivarnos con su toque fingerstyle a dos guitarras. Aunque se sigue apoyando en los sintetizadores, la magia que poseen sus guitarras engrandece la música de una manera increíble. Sorprendente!.

La última pieza es “Sunrise”, una pieza para despedirnos con una amplia sonrisa de optimismo. A “Sunrise” sólo le falta la voz que pone letra a la que podría ser una bella canción, pero son las guitarras las que crean la melodía principal, una música de lo más cautivadora.

My Own Little World es el álbum de debut de la guitarrista alemana Eichstaedt, un trabajo rico en matices, rico en estilos y con un sonido de guitarra que hacía mucho tiempo que no escuchaba. My Own Little World posee todos los ingredientes para enamorar al oyente, melodías nostálgicas, con ritmo, clásicas, y especialmente, con la perfecta conjunción de notas que saben cautivar y detener el tiempo. My Own Little World es un álbum recomendable.

AmazonAmazon.esiTunes

reviewsnewage.com
07/06/12



ARTÍCULOS SIMILARES