Home Best Album of the Month 2002 – Believe: A Spiritual Romance

2002 – Believe: A Spiritual Romance

2002 - Believe: A Spiritual Romance

Believe
2002
2012
52.2 minutos

Believe: A Spiritual Romance es el nuevo álbum de la banda 2002, y posiblemente uno de los mejores trabajos del 2012. Arreglos orquestales, dulces voces, instrumentos étnicos y un arduo trabajo en la composición son los componentes perfectos para crear diez piezas que serán difíciles de olvidar. Atendiendo a las emociones más personales, 2002 juega con las melodías y los instrumentos, dando a cada composición una personalidad que se modifica obedeciendo al estado de ánimo del oyente; esto hace que Believe sea un álbum perfecto para disfrutar en cualquier momento.

El primer tema del álbum es la primera canción de este, y a su vez, un interesante juego de sonidos y sintetizadores que dan vida a una música que vive entre la dulzura de una canción de cuna y una sutil canción pop, ofreciéndonos un mensaje de optimismo y coraje. El juego de voces, junto a la flauta, la guitarra y otros instrumentos completan una música fantástica. Si el comienzo es así, ¿qué nos deparará los nueve tracks siguientes?. Wow!.

“A Dream Creation” es la primera pieza instrumental del álbum y posee una fuerza extraordinaria. Los coros son la energía de esta pieza, que acompañados por los arreglos orquestales le acrecientan las emociones. Lo asombroso de esta pieza es la diversidad que muestra su música; lo mismo escuchamos orquesta y coros, que de repente Randy nos sorprende con un fantástico solo de guitarra. Genial!.




La siguiente canción hace referencia a la Madre Tierra, que con un estilo folk americano, nos presenta un canto, o más bien, una oración hacia los dioses. Mezclando la flauta nativa americana y los sintetizadores, pero manteniendo siempre un halo de misterio, Randy y Pamela entonan la profunda canción. La sorpresa de la canción es, sin lugar a dudas, la fascinante voz de Sarah Copus, una voz que embruja y desconcierta a la vez. Mágica!.

Como extraída de los mejores pianistas del momento, aparece “We Meet Again”, una música agradable, que casa a la perfección con los coros etéreos y los cálidos sonidos de la flauta. “We Meet Again” es una de las mejores piezas instrumentales de Believe, una música que nos eleva y nos hace sentir únicos, despreocupados. Este álbum va mejorando con cada pieza!.

Lo mágico de “Dreams of Peace” son las voces sintetizadas que entonan la canción. “Dreams of Peace” es un juego de palabras, positivas y humanas que van surgiendo al paso de la música. Sin seguir un patrón concreto, la entonación y el significado de cada una de ellas, unidas a la suavidad de la música, crean un contexto perfecto para evadirse del mundo… y vivir!.

La mejor composición de todo el álbum es “A Change of Season”. Una verdadera banda sonora. Sé que las comparaciones son odiosas, pero 2002 ha dado en el clavo en cuanto a producción y composición, durante unos minutos, pensé que estaba escuchando a la gran Enya. La genialidad persigue a 2002, y sin duda esta composición así lo demuestra. La calidad de las voces, la elección perfecta de los sintetizadores y otros instrumentos hacen que esta pieza alcance una belleza sobrehumana. Sin palabras!!!.

La pieza con algo de más ritmo, por decirlo de alguna forma, es “Ready to Fly”, otra de las joyas que podemos encontrar en Believe. Una canción interpretada por la pequeña de los Copus. La voz angelical y entrañable de la niña cantando esta canción es una verdadera sorpresa y sin duda, la mejor de las canciones del álbum. Sarah Copus y una pegadiza melodía dan como resultado, la perfección!. Enhorabuena!!!. Sarah, a tus pies!.

La primera de las composiciones poseedora de percusión y un ritmo contundente es “Yeshua”. Yeshua es el nombre hebreo de Jesús de Nazaret, y así, en forma de canto religioso u oda, 2002 entonan repetidamente su nombre y relatan parte de su historia de forma heroica.

“Oasis” es la última pieza instrumental del CD, y como no podía ser de otra forma, el significado de Oasis sugiere una música plácida, sugerente. Los únicos protagonistas son los synth pad y la guitarra clásica de Randy Copus, quien nos invita a un descanso profundo.

La última composición y canción del álbum es “Hold the Sky”, una despedida dulce. La voz de la canción es la de Randy Copus, una manera muy acertada de cerrar Believe, ya que fue él quien lo abría con otra canción. “Hold the Sky” es un track que transmite paz y ofrece un fuerte sentimiento de libertad. Fantástico final para un álbum verdaderamente sorprendente!.

En Believe podemos encontrar la llave que abre las puertas de la liberación. 2002 ha creado uno de los mejores álbumes de su carrera. Aún sigo preguntándome cómo es posible que no haya una canción que no despierte mi interés en este álbum. Believe: A Spiritual Romance es un álbum muy altamente recomendable, uno de los mejores del año, y sin duda, un álbum que dará mucho que hablar. Magistral!.

AmazonAmazon.esCDBabyiTunes

reviewsnewage.com
13/01/13



ARTÍCULOS SIMILARES