Home Noticias Esmuki, música para despertar los sentidos.

Esmuki, música para despertar los sentidos.

Inteligencia emocional en cada canción.

Esmuki, música para despertar los sentidos.

Formado por Mercedes Villegas (logopeda y especialista en elaboración de material didáctico) y Ramón Mendigorri (compositor musical e instrumentista), Esmuki es un concepto formado por tres palabras: Estimulación + Musical + Ki (“cuerpo y mente” en japonés). Su nombre define claramente el objetivo del proyecto: estimular a través de la música intentando descubrir la esencia de cada persona.

Aunque a priori podría parecer lo contrario, se trata de un álbum diferente, con letras cuidadas que buscan la emoción y la sorpresa de los más pequeños de la casa, a través de un viaje sensorial por estilos musicales muy variados. Todo ello desde una cuidada técnica, que pretende marcar la diferencia con los estereotipos infantiles a los que estamos acostumbrados.




Avalado por el Laboratorio de Emociones de la Universidad de Málaga y subvencionado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Esmuki no es un conjunto de composiciones infantiles de estribillos pegadizos. Esmuki es una obra para grandes y pequeños que habla de valores, de respeto y de libertad, del miedo, las mentiras, la autoestima y los recuerdos. Y lo hace de tú a tú, con la sencillez y sinceridad propias de un niño.

Por otro lado, la diversidad de estilos musicales queda patente en cada uno de los catorce temas. Como muestra de la complejidad artística, cabe destacar “Usu”, “Mentiras” o “El garrapato”. El primero habla de la creatividad, mediante una armonía peculiar y una ambientación arriesgada, con una sección de vientos/metal, dos cantantes solistas y una coral, unidos con una base de piano, batería, percusión y bajo; En “Mentiras”, por contra, predominan los sonidos electrónicos para apoyar una canción breve y directa, que podría ser catalogada como pop electrónico, en la que aparecen otros instrumentos como sintetizadores o guitarras eléctricas, además de samplers de sonido de fuego o agua. Un divertido rock con sonido cercano funk en algunos puntos y finalización en reggae, es la base de “El garrapato”.

El disco viene acompañado de un elaborado libreto que además guarda una sorpresa en su interior. Por último y por si no fuera suficiente, el respeto por el medio ambiente queda patente además en su estuche, realizado totalmente en cartón.

Además de la descarga digital disponible en esmuki.com, también se encuentra en plataformas digitales como iTunes, Google Play, Amazon o Deezer.

A continuación se muestra el videoclip de “El vals de los recuerdos”. ¿Y ustedes? ¿Tienen algún lugar secreto donde esconder recuerdos?