Home Discos Terry Oldfield – Sweet Awakenings

Terry Oldfield – Sweet Awakenings

1

Terry Oldfield - Sweet Awakenings

Sweet Awakenings
Terry Oldfield
2014
59 minutos

Sweet Awakenings marca el regreso en solitario de Terry Oldfield tras varios álbumes en los que se sirvió de otros instrumentistas para acompañar sus composiciones; es el caso de su mujer Soraya Sorayaswati estos años atrás, o su propio hermano Mike en el álbum Journey Into the Space. En este nuevo álbum, Oldfield se apoya en el sonido de la guitarra acústica, el piano, los teclados y los sintetizadores, pero como protagonista encontramos a la flauta travesera, un instrumento muy querido por el artista; Terry afirma: “Ha sido un viaje maravilloso para mí, volver a la sencillez de la flauta travesera – la que me ayudó a darme cuenta de la fluidez de la música.” Sweet Awakenings se lanzará oficialmente el 1 de septiembre bajo el sello New Earth Records y constará de 11 cortes que mantienen el distintivo estilo musical de Terry.

El primer track de Sweet Awakenings ha sido presentado como el single del mismo. “Quiet Lake” es posiblemente el tema donde más escuchemos la guitarra de Terry, dejando a partir de entonces todo el protagonismo a los instrumentos de vientos y el piano. “Quiet Lake” marcará el carácter general del CD.




El apoyo de Terry en los sintetizadores es escaso, pero cuando lo hace consigue captar por completo la atención, aunque sea de forma leve como es en este caso. “Moonrise” tiene un título que deja muy claro el perfil de la música. En este track, todos los instrumentos se posicionan por encima de la flauta. ¡Bella composición!.

“Falling Leaves” es la música para el descanso. Sin melodías pegadizas que llamen nuestra atención, la música se centra en los sonidos limpios y cristalinos de los teclados y la guitarra, dejando a la flauta el rol de hipnotizador… Pura paz.

“Morning Star” continúa con la misma tónica de “Falling Leaves”, de hecho es una continuación del track anterior. Mismos instrumentos, prácticamente la misma producción y la flauta como estrella.

Entrañable y cálida es “Melting Snow”, pieza en la que el teclado tiene su momento de gloria durante unos instantes, dejando paso a la flauta posteriormente. Teclado electrónico y flauta mantienen un afectivo diálogo.

Terry pone música a la sensación de libertad que supone divisar un cielo azul salpicado por densas y blancas nubes. “Passing Clouds” es dulce, muy dulce, donde la flauta travesera consigue mantener al oyente en un estado de quietud plena, sin preocupaciones, magnificando la palabra paz.

La flauta nativa es frecuente en los álbumes de Terry. En Sweet Awakenings sólo sirve como introducción a la flauta travesera, pero “Sunlight Dancing” marca una excepción. Ambos instrumentos mantienen una apacible conversación entre teclados y casi inapreciables sintetizadores.

Con el mismo sentimiento que una hermosa canción de cuna aparece “In the Blink of an Eye”. El piano y la flauta entonan cálidas melodías que se ven acompañadas por el punteo de una guitarra. Es una auténtica nana.

La pieza más completa y hermosa de todas es sin lugar a dudas “Ripples”, donde Terry arranca una profunda melodía del piano. Oscura y apesadumbrada, la flauta tarda en hacer su aparición, pero juntos forman un tándem magnífico. “Ripples” es la sorpresa de Sweet Awakenings, una pieza que marca un ligero cambio en el carácter general del álbum.

Con “Above and Below” regresamos a Sweet Awakenings tras la grata sorpresa que supuso “Ripples”. Flauta, guitarra y un piano dan vida a esta pieza que es idónea como música ambiental.

Otra belleza del CD es la pieza que lo cierra, “In the Fading Light”. Nuevamente el teclado roba el protagonismo a los vientos, dejando a estos últimos los breves acompañamientos. “In the Fading Light” es romántica, pacífica, un estilo ya encontrados en temas anteriores del artista como su éxito Dreamer.

Alejados de voces y sonidos naturales, Terry Oldfield regresa más acústico que nunca. Sweet Awakenings se apoya en instrumentos como las flautas (en especial la flauta travesera), la guitarra clásica y el piano, para ofrecer al oyente un contexto de evasión perfecto. Un álbum muy personal donde el artista, fiel al estilo musical que ofrece desde el año 2001 bajo el sello New Earth Records, apuesta por no más de cuatro instrumentos para crea una atmósfera de paz extraordinaria. Sweet Awakenings es un álbum muy recomendable para dejar volar la imaginación, o simplemente, descansar.

New Earth Records

reviewsnewage.com
31/07/14



ARTÍCULOS SIMILARES