Home Discos Doug Hammer & Améthyste – Secret World

Doug Hammer & Améthyste – Secret World

0

Doug Hammer & Améthyste - Secret World

Secret World
Doug Hammer & Améthyste
2014
73.2 minutos

Cualquier noticia sobre un nuevo trabajo de Doug Hammer se acoge con una grandísima ilusión. Hammer es uno de esos pianistas que crean temas muy especiales, fáciles de identificar por poseer una luz sin igual y una fuerza muy personal. Si a todo esto le sumamos algo esencial y que tan sólo a otro pianista se le ha ocurrido (hablamos de Chad Lawson), como es la innovación en el sonido y la producción, seguramente la sorpresa sea aún mayor. Secret World es el resultado de horas y horas de improvisación junto a la thereminista Améthyste, dando como resultado un compendio de relajantes y profundas melodías que crean un todo, un contexto único y apacible, capaz de reducir la inquietud del más irritable.

“The Ones We Leave Behind” marcará el estado general del CD, donde el piano apenas perceptible, acompaña con furtivas notas al llanto generado por el instrumento de Améthyste. Son notas que crean paisajes de soledad, pero al mismo tiempo, hermosos.




Con un toque muy leve, pero necesario, de iluminación, nace “Winter’s Last Goodbye”. Se mantiene un dialogo muy íntimo entre piano y theremin, dejando que ambos instrumentos se recreen con brillo y conservando la fragilidad del CD.

Si ya hemos disfrutados en Secret World de temas que alcanzan el hipnotismo, todavía podemos sorprendernos aún más. “Crimson Sky” es  la quintaesencia de la relajación, sus pausadas notas mezcladas con el incesante sonido del theremin, hacen que el oyente caiga rendido en un profundo y placentero sueño. Delicioso.

Con una entrada más grave y misteriosa, Améthyste presenta “Raindrops”. Es curioso cómo tras el sonido del theremin, Hammer consigue remedar el cristalino sonido de las gotas de agua con su piano… Somnífero.

Con toque melancólico y en esta ocasión, dando mucho más protagonismo al piano, “Desert Bloom” es una de las piezas más melódicas del CD, o al menos, con la composición más elaborada. El piano se hace dueño de la música mientras el theremin acompaña de fondo.

“Crystal Water” es la ternura hecha música. El piano, con un brillo muy especial, interpreta una enternecedora melodía en la zona alta del piano, tocada con mucho mimo, mientras el theremin se encarga de la música principal. Durante unos minutos, podemos disfrutar de una maravillosa canción de cuna.

En “El Dorado Wind”, el sonido del theremin recuerda más a un instrumento de viento que a uno electrónico, muy melódico, muy dulce, como algunas de las producciones del japonés Kitaro.

La música de Secret World es capaz de dibujar nítidos escenarios. Esta vez, trazando un escenario bucólico aparece “Moonflower”, cuya melodía es como el sonido del viento que mece las flores bajo un brillante y apacible sol. Es fantástica.

Cerrad los ojos y disfrutad… o soñad. “The Road Behind” es otra de las composiciones profundas y narcóticas de Secret World. Suave, amiga del silencio y extremadamente tranquila.

Lo más minimalista, lo más íntimo de Secret World lleva como título “Redemption”, un corte en los que el piano y el theremin no son los únicos instrumentos. El silencio juega un papel muy importante en esta quebradiza composición.

Reflexiva y emotiva al mismo tiempo, “Wrapped in Hope” es el susurro hecho  música. Piano y theremin se entienden a la perfección, dejando la melodía principal al instrumento electrónico mientras el piano acompaña con sutiles acordes. Seduce su elegancia.

Secret World finaliza con “I Will Wait”, tema que continua con una producción muy similar al track anterior, pero en esta ocasión, mostrando un carácter muy diferente. “I Will Wait” posee una melodía encantadora, que a pesar de su lánguido tempo, exhibe arrojo y optimismo. Me encanta esta composición. Magnífica.

Doug Hammer ha hecho lo que todos esperábamos, evolucionar e innovar. Secret World es un paso adelante para el piano New Age, revelando un sonido nuevo y muy necesario en el género. La unión de dos Maestros como son Doug Hammer y Améthyste, ha dado como resultado un álbum de lo más interesante, delicado y especialmente bello, lo que confirma que este dúo debe continuar su andadura y seguir sorprendiéndonos con nuevas y elaboradas composiciones.

AmazonAmazon.esCDBabyiTunes

reviewsnewage.com
04/02/15



ARTÍCULOS SIMILARES