Home Discos Altan – The Widening Gyre

Altan – The Widening Gyre

0

Altan - The Widening Gyre

The Widening Gyre
Altan
2015
59 minutos

Reels, jigs y canciones, muy buenas canciones. Si ya entraron con fuerza el pasado año tras un parón de siete con su álbum Gleann Nimhe – The Poison Glen, Altan regresa de nuevo tras una exitosa campaña de crowdfunding con un trabajo con tintes de folk irlandés y country, lo que hace que la gira estadounidense sea más que perfecta como presentación del álbum.

The Widening Gyre, que recopila una gran selección de nuevos y rítmicos reels y jigs, además de algunas originales y melódicas canciones, se presenta con un auténtico reels, single del álbum; un aperitivo perfecto para presentar este nuevo trabajo. “Maggie’s Pancakes/Píobaire an Chéide/ The Friel Deal” marca el carácter del CD, donde las buenas vibraciones son lo principal. Puro y buen folk irlandés para comenzar.




Lo que más atrae de este álbum, son las armonías y la ternura que difunden sus canciones. “No Ash Will Burn” es suave, con un toque de country que es una auténtica belleza. Violines, guitarras y unas profundas voces a cargo de Bruce Molsky y Jenee Fleenor, consiguen cautivar al oyente. No son necesarios más instrumentos.

Continúa con otro reel, esta vez “Buffalo Gals/ Leather Britches/ Leslie’s Reel”, donde banjo, percusión de bodhrán, violín y guitarras marcan un ritmo atropellador, alegre y muy pegadizo. Es difícil no mover los pies al son de esta música.

El chelo de la gran Natalie Haas se suma como instrumento en este nuevo trabajo de Altan tras su tributo a Einaudi. Tema afable y dulce donde los haya, “Má Théann Tú ‘un Aonaigh” ya agrupa a todos los miembros de la banda.

Qué belleza y qué detalle por parte de Dáithí Sproule  dedicar una melodía a la gran vocalista,   Mairéad y a su hermana menor Anna. En “A Tune Mairéad and Anna Ní Mhaonaigh” destaca no sólo por su guitarra y violín, se puede apreciar un acordeón, el gran Martin Tourish, que es quien le ofrece ése toque romántico al tema.

La gran pieza, el tema que dará éxito a éste trabajo, es “White Birds”. Es la canción más hermosa del CD, la que más fuerza tiene a pesar de no tener el tempo de un reel, y la que atesora más emociones. La voz femenina es intensa, penetra con fuerza en el oyente. No hay palabras…

Continúa con un jig. “The Tin Key/ Sam Kelly’s Jig/ The Gravediggers” es para bailar, bailar y bailar, una danza rápida y llena de luz que invita a moverse, a liberarse y sobre todo a divertirse.

Otra de las bellezas es “Cúirt Robin Finley”. No cabe duda de que las canciones son la esencia de este álbum. Profunda y melódica, el juego establecido entre las cuerdas es magnífico, un acompañamiento sutil para la voz de Mairéad. Para dejarse llevar…

Banjo, mandolina… Un folk llevado al extremo más country es “The House Carpenter (Gypsy Davy)”. Pegadiza y nerviosa, la canción se sale ligeramente del carácter del álbum, pero es un tema entretenido.

Tremendamente Celta, aparece “Samhradh (slow reel)/Aniar Aduaidh (Jig)/ The Donegal Jig”. En cuanto a las piezas instrumentales, ésta es la destacable. Fuera rápidos tempos y bienvenidos amables compases, bellos sonidos y un violín sencillamente extraordinario. Su escucha es una maravilla.

Una producción delicada para una composición más que bella. “Lurgy Streams” mezcla dos voces y un número muy muy limitado de instrumentos. La guitarra de Sproule y posiblemente el acordeón de Martin son los únicos acompañantes para Mairéad, que simplemente, enamora con su voz. Emocionalmente muy poderosa.

Un comienzo muy reservado para “The Triple T (Thomas Tourish’s Tune)” que posteriormente se eleva con una explosión de ritmo a golpe de banjo, mandolina y guitarras. “The Triple T (Thomas Toursih’s Tune)” no es un reel cualquiera, es una muestra de maestría frente a los instrumentos. Asombroso.

Regresamos a la ternura de las voces, a la ternura de melodías cálidas, música que viste de verde irlandés los pensamientos del oyente. “Far Beyond Carrickfinn” son de esas piezas que invitan a descubrir Irlanda, a recorrer sus ciudades, pueblos y respirar su aire puro. Altan nos trae pequeñas porciones de su tierra envuelta en bellas canciones.

The Widening Gyre finaliza con “The Road Home”. Es sorprendente, sólo un violín, dos guitarras y un acordeón son suficientes para crear una música arropadora. Esta composición, de mano del gran teclista y acordeonista Martin Tourish, se convierte en un tema más que perfecto para cerrar The Widening Gyre, dejando un final abierto, melancólico y fuertemente emotivo.

La música irlandesa es la música acústica más poderosa que existe. Complejas y rápidas composiciones son interpretadas con una pasión que sólo Altan sabe mostrar, pero en éste nuevo trabajo compuesto por los habituales reels y jigs, destacan sus canciones, sus melodías trabajadas y su intención de llegar a lo más hondo en los oyentes. Altan lo ha vuelto a conseguir, un álbum de folk irlandés que dará la vuelta al mundo, un álbum que no dejará indiferente a nadie. Gracias banda por acercarnos a Donegal, una vez más. Sin duda, Altan volverá a estar en lo más alto en RNA con este nuevo trabajo.

AmazonAmazon.esCompass RecordsiTunes

reviewsnewage.com
11/04/15



ARTÍCULOS SIMILARES